El Congreso del Estado de Puebla, dio entrada a una nueva Ley del Notariado, que tiene como finalidad establecer candados para evitar que las patentes se entreguen como favores políticos como ocurrió en el sexenio de Rafael Moreno Valle Rosas.

El documento fue enviado por el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa al Poder Legislativo y cuyo documento ingresó en la sesión de este jueves para turnarse a la comisión de Gobernación para su análisis respectivo.

El documento explica que por cada notaria nueva, no debe superarse una población de 20 mil habitantes de la zona, pues estás sedes antes se abrían tomando en cuenta el total de la ciudadanía beneficiada, el desarrollo económico de la zona, la dificultad para acceder al servicio y las condiciones socioeconómicas del lugar propuesto.

El mandatario poblano también busca en su propuesta de nueva Ley del Notario, hacer estimaciones de las necesidades de la fe pública notarial de la población, realizar un examen de oposición hasta por tres notarías y se le podrá solicitar la opinión al Colegio de Notarios sobre la expedición de nuevas patentes.

También se busca que los notarios sean considerados ante la ley como servidores públicos y se regulará los cobros de algunos servicios, la ética y la forma en como desempeñan sus funciones los fedatarios para evitar que las notarías estén al servicio del poder.

Cabe señalar que el 30 de octubre de 2019, el gobernador Miguel Barbosa Huerta, firmó un decreto para tratar de revocar 29 notarías entregadas en la administración de Rafael Moreno Valle.