Los presuntos responsables de la violación y feminicidio de Nazarea Irais Simón, podrían quedar libres en las siguientes horas, por lo que familiares de la víctima se manifiestan en la Casa de Justicia de San Andrés Cholula para exigir justicia.

Nazaria Irais fue asesinada el 24 de septiembre del 2017 y dejó en la orfandad a su hijo Jonathan, quien contaba con apenas 11 años de edad. Ahora,  es un joven responsable que apoya a su familia, vive con incertidumbre y exige justicia para su mamá.

La mujer era oriunda de San Jerónimo Tecuanipan donde trabaja como maestra de bachiller y taxista para sostener sus gastos, hace más de tres años Pedro N, Dylan N y Juan N la llamaron para atender un viaje del que ella jamás regresaría.



Este día dos de los presuntos responsables, Dylan N y Juan N tendrían la posibilidad de salir libres tras una audiencia de revisión de medidas cautelares.

Ariadna, hermana de la víctima, señaló que los defensores de los acusados han entorpecido el proceso difiriendo audiencias y ahora están exigiendo una revisión de medidas cautelares; lo que consideró un atropello: “nos resulta complicada la idea de que mi hermana tenga menos derechos que las personas que la asesinaron y que sí salen libres tengamos que convivir con ellos”.

Por ello, este día junto con otros miembros de su familia protestaron en la Casa de Justicia donde se realiza la audiencia de los presuntos responsables, donde mostraron pancartas exigiendo Justicia para Nazaria.

Sobre este caso, el gobernador Miguel Barbosa Huerta dijo que no está enterado de todas las audiencias que se realizan, sin embargo, aseguró que indagará el tema; al tiempo manifestó que la posición de las instituciones es que se sancione a los responsables.