El gobernador Miguel Barbosa Huerta aseguró que su administración no permitirá que se repita la misma violencia que hubo en el proceso electoral del 2018, por lo que exigió a los partidos y candidatos no vincularse con grupos delictivos.

El mandatario consideró que en las campañas, los aspirantes a cargos públicos podrían involucrarse con delincuentes para que en la jornada electoral o días antes y después de la misma, generen condiciones de violencia en la entidad.

Comentó que en elecciones de años anteriores, los gobiernos usaban a delincuentes para cometer actos de violencia e inhibir el ejercicio del voto.

“Los delincuentes callejeros que se rentan de golpeadores en procesos electorales y que siempre fueron aprovechados por los gobiernos para sus candidatos, hoy no va a funcionar así”, advirtió.

Añadió que habrá coordinación institucional para que no haya violencia durante el proceso electoral para garantizar el “voto libre, voto ejercido y en paz”.

Candidatos no han solicitado seguridad para campañas

Por su parte, la secretaria de Gobernación, Ana Lucía Hill Mayoral informó que hasta el momento ningún candidato ha realizado una solicitud oficial para su seguridad durante las campañas.

Precisó que no se emitirá un decreto con medidas sanitarias para el periodo de campañas, pues únicamente se harán recomendaciones a los candidatos para evitar la propagación del Covid-19 a través de los órganos electorales.

Además dijo que los candidatos y partidos deben asumir la responsabilidad política y social de no poner en riesgo la salud de los poblanos.

Mientras que, el secretario de Salud, José Antonio Martínez García descartó la aplicación de vacunas anticovid-19 a candidatos, pues dijo que todos deben respetar su turno según el Plan Nacional de Vacunación.