La Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable de Puebla presentará un decreto ante el Congreso de Puebla para poder revisar y clausurar todas las descargas irregulares al río Atoyac, además alista un inventario sobre quienes contaminan el afluente.

Así lo dio a conocer el gobernador de Puebla, Luis Miguel Barbosa Huerta, quien sostuvo que su administración cerrará todas las granjas, industrias y descargas residuales de agua sin tratar que desemboquen en el río Atoyac, pues dijo que no se puede emprender un plan para su saneamiento sin antes dejar de contaminarlo.

En entrevista, afirmó que en el proceso de revisión y clausura también participan la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Señaló que el saneamiento del Río Atoyac es un "tema viejo" y que cada gobierno ha invertido recursos para tratar de limpiarlo, sin embargo, mantuvieron las fuentes de contaminación, por lo que consideró fueron “cómplices” del deterioro del Atoyac. En ese sentido, señaló que los barcos que se adquirieron para limpiar la laguna de Valsequillo no sirvieron, no obstante, reconoció que aún no se inicia una investigación sobre éstos.