Este día, un sistema de alta presión cubrirá el norte, occidente, oriente, centro y sur del país, incluida la Península de Yucatán, en donde ocasionará una onda de calor, con aumento gradual de las temperaturas máximas y muy baja probabilidad de lluvia.

Un nuevo frente frío se extenderá sobre los estados del noroeste y norte de México, en donde originará fuertes rachas de viento.

Canales de baja presión sobre el noreste, oriente y sureste del Territorio Nacional, en interacción con el ingreso de humedad del Océano Pacífico, Golfo de México y Mar Caribe, generarán chubascos aislados en Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Veracruz, Oaxaca y Chiapas, así como lluvias aisladas en San Luis Potosí, Hidalgo, Puebla, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

Los chubascos y lluvias fuertes podrían estar acompañados de descargas eléctricas, fuertes vientos y posible caída de granizo.

De acuerdo con el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) se esperan temperaturas mínimas de -5 a 0 °C con heladas: Zonas montañosas de Baja California, Sonora, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Estado de México y Puebla; así como temperaturas mínimas de 0 a 5 °C y posibles heladas: Zonas montañosas de Coahuila, Nuevo León, San Luis Potosí, Zacatecas, Aguascalientes, Jalisco (noreste), Michoacán, Querétaro, Hidalgo, Tlaxcala, Veracruz y Oaxaca.