En los últimos 10 años la región Puebla-Tlaxcala perdió 2 mil 454 hectáreas de bosque primario húmedo y 60 mil 37 hectáreas de cobertura arbórea, importante para la relación fotosintética y la infiltración de la precipitación hidrológica que regula la erosión y el abasto de las cuencas.

La actualización de datos a marzo de la plataforma Global Forest Watch de la Universidad de Maryland, que recoge datos satelitales de los bosques del mundo, registró un comportamiento "inusualmente alto" en las alertas de incendio y deforestación de los bosques de Tlaxcala durante marzo y principios de abril de 2021 y "normal" a bajo en Puebla.

Año con año la zona arbórea de la región pierde anualmente cientos de hectáreas contra un avance lento de las tareas de reforestación y recuperación de zonas verdes.

La plataforma refiere que Puebla perdió entre 2002-2020, 2 mil 44 hectáreas de bosque primario húmedo, lo que representó una reducción de 3.0 por ciento de las 943 mil hectáreas de bosque natural que se extiende en 28 por ciento de su territorio.

En los últimos 10 años Puebla perdió 58 mil hectáreas de cobertura arbórea y solo en marzo registró 105 alertas GLAD -llamado así por el laboratorio Global Land Analysis and Discovery en la Universidad de Maryland- que indica la pérdida de cobertura arbórea y 59 alertas de incendios en los primes meses del año, numero clasificado como “normal” en su comparación anual.

La Universidad de Maryland clasificó las alertas GLAD y alertas de incendio como “inusualmente alta” en Tlaxcala entre marzo y principios de abril, con el reporte de 51 riesgos de incendio.

En lo que va del año Tlaxcala ha perdido 140 mil metros cuadrados de bosque primario húmedo, lo que representa una pérdida de 0.95 por ciento del total de sus bosques y mil 57 hectáreas de cobertura arbórea, lo que representa el 2.1 por ciento del total.