Mientras el presidente francés, Emmanuel Macron, se comprometió a reconstruir la catedral en cincos años, se lleva a cabo ya una campaña internacional de recaudación de fondos para los trabajos de la restauración, pues algunas de las personas más ricas del país han donado cientos de millones de euros.

Sin embargo, expertos discreparon con el pronóstico de Macron, al asegurar que la restauración de esta compleja obra arquitectónica no será una tarea sencilla, y probablemente llevará décadas reconstruir el inmueble.

Las reliquias cristianas

La catedral de Notre Dame de París alberga obras de arte de valor incalculable y es una de las atracciones turísticas más famosas del mundo, inmortalizada en la novela de Victor Hugo de 1831 'Nuestra Señora de París'. Atrae cada año a unos 13 millones de visitantes de todo el mundo.

Afortunadamente, algunas de las reliquias más veneradas de la cristiandad, guardadas en el templo, fueron salvadas del desastre. Entre ellas se encuentra la Santa Corona, que según creen muchos fieles, proviene de la corona de espinas colocada sobre la cabeza de Jesucristo. La propia catedral la califica como su "reliquia más valiosa y venerada".

El incendio comenzó alrededor de las 18:50 hora local (16:50 GMT) de este lunes, en la parte superior del edificio. La estructura de la catedral fue conservada, pero armazón del techo y la aguja central sucumbieron a las llamas.

Para leer: Notre Dame: Sobrevive estructura y dos torres a incendio, dice jefe de bomberos

En la extinción del fuego trabajaron unos 400 bomberos que tardaron más de 14 horas en apagarlo por completo. 

Los motivos del desastre todavía se desconocen, pero el cuerpo de bomberos señala que el fuego pudo ser causado por los trabajos de restauración.