Un sacerdote fue arrestado por robar obras de arte con un valor supérior a los 100 mil dólares, las cuales se encontraban en su propia parroquia en la iglesia de San Agustín, en La Velta, Malta.

Este religioso, Deo Debono, hurtó pinturas y grabados para venderlos por un precio inferior a su valor real y sustituyó esos originales por reproducciones, según informaron medios locales.

Sin embargo, el archivero Alex Cauchi se dio cuenta de que esas obras eran falsas.

Las autoridades investigaron a Debono tras conocer que había vendido dos piezas por poco más de 2 mil 200 dólares en una tienda de antigüedades. Durante su interrogatorio, el sospechoso confesó y lo detuvieron.

Tras conocerse la noticia, el arzobispo Charles Scicluna prohibió al eclesiástico ejercer su profesión hasta que no terminen las pesquisas. Deo Debono se encuentra bajo custodia judicial y será procesado el próximo 23 de septiembre.