Con el fallecimiento de otro herido, ascendió a 18 la cifra de muertes por la erupción del volcán Whakaari en Nueva Zelanda, comunicó la Policía neozelandesa.

"La Policía puede confirmar que otra persona murió en un hospital australiano anoche como resultado de las lesiones sufridas en la erupción de Whakaari/White Island. La muerte de esta persona eleva el número oficial de fallecidos a 18, de los cuales murieron 16 en Nueva Zelanda y dos en Australia", declaró el comisario adjunto John Tims.

Por su parte, el periódico The Australian reveló que la víctima más reciente es Paul Browitt, fallecido en el Alfred Hospital, en Melbourne. La erupción del Whakaari se había cobrado también la vida de su hija de 21 años, mientras que la otra, de 23, continúa ingresada en el mismo centro médico.

La erupción del volcán Whakaari, un atractivo turístico situado en una pequeña isla deshabitada al noreste de Nueva Zelanda, tuvo lugar el 9 de diciembre y afectó a un total de 47 personas, incluidos 24 ciudadanos australianos y cuatro personas que residían con carácter permanente en Australia.

Además de las 18 víctimas confirmadas hasta hoy, dos personas más se presumen muertas y la Policía neozelandesa suspendió la búsqueda de sus cuerpos a finales de diciembre pasado. Una treintena de heridos más permanecen ingresados con quemaduras graves.