Esta semana debía celebrarse en Barcelona el Mobile World Congress, el evento más importante de telefonía móvil del mundo, pero el goteo de empresas que anunciaron su baja por temor al coronavirus obligó a la organización suspenderlo. El Covid-19, aunque no sea tan peligroso como otras enfermedades, continúa expandiéndose poco a poco por el mundo y se está produciendo una oleada de cancelaciones en eventos imitando al MWC.

La empresa farmacéutica catalana Almirall ha suspendido un acto que iba a realizar en el Centro de Convenciones Internacional de Barcelona (CCIB). Estaba previsto que hubiera unos 600 asistentes de todo el mundo, especialmente de Italia –unos 150– donde un brote de coronavirus afecta ya a más de 320 personas
Alemania e Italia cancelan varios grandes eventos

Según ha podido saber La Vanguardia, la Feria Wire de Dusseldorf –programada para la semana del 30 de marzo al 3 de abril- estaría colgando de un hilo después de que una importante empresa del Ibex y otras compañías del ramo hayan anunciado que cancelan su presencia. Esta feria es la líder a nivel mundial de la industria del cable y el alambre, y ahí la multinacional española solía presentar sus nuevos desarrollos.

El ITB de Berlín también podría suspenderse por la emergencia sanitaria. La mayor feria turística del planeta asegura que de momento mantiene sus planes –del 4 al 8 de marzo- pese a que algunas empresas han limitado su presencia. La ITB de Shangai, prevista para mediados de mayo, sí que ha anunciado un aplazamiento hasta una fecha que se dará a conocer próximamente.

guiendo en Alemania, donde el Covid-19 afecta a 18 personas sin que nadie haya muerto con esa enfermedad ahí, la organización del Light & Building (Frankfurt) ha optado por aplazar esta feria líder mundial en tecnología de servicios de iluminación y construcción. Debía celebrarse el próximo 8 de marzo, pero “debido al aumento de la propagación coronavirus en Europa” aplazan la cita a septiembre.

Otra ciudad alemana que se queda sin un gran evento es Colonia. Del 1 al 4 de marzo tenía previsto celebrar la Feria de Ferretería en la que se esperaban unos 3.000 expositores, de los que unos 1.200 procedían de China. La plataforma mundial de innovación y negocios para la industria de la ferretería también mira con recelo las noticias sobre el coronavirus. Ante la inquietud por la salud de los trabajadores y clientes han pospuesto la feria para el mes de febrero de 2021.