Dick Pound, miembro del Comité Olímpico Internacional (COI), asegura que tienen tres meses para decidir si los Juegos Olímpicos de 2020, programados para llevarse a cabo en Japón entre el 24 de julio y el 9 de agosto, deberían celebrarse o no en medio de la propagación del coronavirus.

"Muchas cosas tienen que comenzar a suceder. Hay que comenzar a aumentar la seguridad, la comida, la Villa Olímpica, los hoteles (…) Esta es la nueva guerra y hay que enfrentarla. En ese momento, diría que la gente tendrá que preguntar: '¿Está esto bajo el control suficiente para que podamos confiar en ir a Tokio, o no?''', dijo Pound en una entrevista a la agencia AP."

El que es el miembro más antiguo del COI admitió que, si no se puede garantizar la salud y la seguridad de los deportistas y los visitantes, "es probable que se esté considerando una cancelación", aunque no lo ve muy evidente.

"Es una gran, gran, gran decisión y simplemente no se puede tomar hasta tener datos fiables sobre los que basarla", explicó Pound, que también dijo que celebrar los juegos más tarde o en otra sede no son opciones que puedan ser consideradas. "Simplemente no pospones algo del tamaño y la escala de los Juegos Olímpicos", dijo.

Previamente, la Organización Mundial de Salud (OMS) aconsejó al COI no cancelar ni reubicar los juegos olímpicos por el brote del coronavirus covid-19. "El consejo que hemos recibido externamente de la OMS es que no hay razones para planes de contingencia de cancelar los Juegos o trasladarlos", declaró el jefe de la Comisión de Coordinación del COI, John Coates.

No obstante, en medio del brote, que se ha cobrado la vida de más de 2.700 personas de las 80.400 infectadas, se han pospuesto varios eventos deportivos, como el Gran Premio de China de abril. Si se cancelan los JJ.OO. de Tokio, esta sería la primera vez en la historia que este evento deportivo no se celebra por cuestiones sanitarias.