Alma Clara Corsini, una abuelita de 95 años, ingresó al hospital el día jueves 5 de marzo tras contagiarse de COVID-19.​

Clara sorprendió a los doctores y a ella misma al responder de buena forma con el tratamiento, así fue dada de alta, esto la colocó como la segunda persona mayor de 90 años que se recupera en Italia, después de un hombre de 97 años que hace unos días fue dado de alta.​

"Estoy bien, los médicos son buenas personas me han cuidado muy bien y en breve me van a enviar a casa", dijo Clara.​

Esta noticia fue una gran esperanza para la humanidad, incluso el papa Francisco lo dio a conocer mediante su cuenta oficial de facebook.