El padre Carlos Villabon, de la Arquidiócesis de Villavicencio, dijo a The Associated Press que la suspensión será temporal hasta que se aclare la situación. No reveló quién realizó la denuncia Según dijo la iglesia en un comunicado, en febrero un colombiano denunció ante la Fiscalía General “hechos contra la moral sexual de parte de algunos sacerdotes” de esa Arquidiócesis.

La iglesia calificó las afirmaciones “de suma gravedad” y dijo que “deplora” y siente “profundo dolor por esta situación”. Agregó que tendría “tolerancia cero” hacia abusos sexuales por parte de clérigos. De inmediato inició una investigación preliminar y se decidió suspender a los implicados hasta que se realice un proceso canónico penal. Según el episcopado colombiano, hay más de 4.500 sacerdotes en Colombia.

En el país de 55 millones de personas, 40.5 millones son católicos y se preparan para una inusual celebración de Semana Santa, pues las congregaciones se han cancelado debido al nuevo coronavirus.