Las autoridades de salud de la ciudad de Jiaxing, en la provincia oriental china de Zhejiang, anunciaron este viernes (16.10.2020) que ofrecerán la vacuna contra COVID-19 de la empresa Sinovac Biotech a trabajadores esenciales y otros grupos de alto riesgo por un precio de aproximadamente 60 dólares.

El centro para control y prevención de enfermedades de la ciudad detalló que la vacuna, llamada CoronaVac, costará aproximadamente 200 yuanes por dosis (unos 29,75 doláres) y que la vacunaciones de grupos clave, incluyendo profesionales médicos, ya han comenzado.

China aspira a convertirse en el primer país del mundo en producir una vacuna a gran escala contra COVID-19, para lo que cuenta con media docena de países en vías de desarrollo, entre ellos varios latinoamericanos, que participan en la fase final de ensayos clínicos de varios proyectos.

Bio Farma, una empresa estatal de Indonesia que ha llegado a un acuerdo por al menos 40 millones de dosis de Sinovac, dijo esta semana que la vacuna costará alrededor de 200.000 rupias (13,60 dólares) por dosis cuando esté disponible en el país.

China ha dicho que si bien se permiten ganancias razonables para las empresas, las vacunas contra COVID-19 deberían tener un precio cercano al costo.