El subsecretario de derechos Humanos, Población y Migración, Alejandro Encina Rodríguez, señaló que ya se cuenta con elementos claros para desmentir las versiones que señalaban que hubo comunicación entre policías y estudiantes de Ayotzinapa el día de su desaparición. Sostuvo que en menos de seis meses el actual gobernador ha logrado hacer un análisis de todas las llamadas telefónicas de los primeros días despues de los hechos ocurridos en Iguala, Guerrero.

“Despues de revisar más de 84 millones de llamadas telefónicas, fuimos depurando la información para tener claramente hoy, la red de cómo se comportaron los grupos delictivos esa noche y como fue la operación del proceso de desaparición de los estudiantes”, reveló Así lo señaló el sábado frente a los padres de los 43 jóvenes desaparecidos, quienes acudieron al 25 aniversario del Centro de Derechos Humanos de la Montaña de Guerrero Tlachinollan, ubicado en la ciudad de Tlapa, Guerrero.

Alejandro Encina informó que tiene a disposición de la Comisión y de la Fiscalía especial a todos los elementos del Batallón de Iguala, con el objetivo de que rindan su declaración ministerial.

“tenemos todos los expedientes y bitácoras de los movimientos de ese personal que durante años estuvieron negando, incluso del personal en retiro que estuvo al frente del batallón”, comentó, de acuerdo con el comunicado que dio a conocer en sus redes sociales.

El Subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, indicó que han recibido información de testigos y de anónimos, por lo que no se minimiza ninguna de las líneas de investigación.

“Las vamos a desahogar partiendo de la línea fundamental de la búsqueda en vida y continuando con todas las líneas que nos permita deslinda responsabilidades para que aquellas autoridades que actuaron con negligencia, omisión o dolo, sean castigadas”, puntualizó Asimismo, subrayó que se revisa el basurero el Cocutla y en el Río San Juan para analizar la actuación de todas las autoridades involucradas en los hechos.

El subsecretario Encinas enfatizó que lo que suceda con la Comisión para la Verdad y el Acceso a la Justicia para el caso de Ayotzinapa, es el punto de partida para esclarecer las violencias a los derechos humanos en todo el país. Recalcó que toda desaparición debe ser esclarecida, pues todo el familiar tiene derecho a conocer la verdad, y el Estado tiene la obligación de garantizar ese derecho.