La violencia contra los periodistas en México no cesa. El director del portal El observatorio del sur, Nevith Condés Jaramillo, ha sido asesinado este sábado en el Estado de México, en el centro del país, ha informado la Fiscalía local en un comunicado. Jaramillo fue hallado esta mañana en la comunidad de Cerro de Cacalotepec con al menos cuatro heridas hechas con un objeto punzocortante. Condés Jaramillo es el cuarto comunicador mexicano asesinado en el último mes y el décimo en lo que va de año. Las autoridades han abierto una carpeta de investigación y ya indagan las causas del deceso.

Las autoridades no han detallado cómo sucedió el asesinato ni quiénes fueron los responsables. El periodista denunció que había recibido amenazas en las últimas semanas, pero no recibió protección, de acuerdo con medios locales. La organización Artículo 19, que da seguimiento a la violencia contra profesionales de la información, ha comenzado a documentar el caso para determinar si el homicidio está relacionado con su trabajo y sus publicaciones.

Condés Jaramillo, de 42 años, vivía en Tejupilco, un municipio de más de 70 mil habitantes en el sur del Estado de México. Su labor periodística se concentraba en coberturas que se desarrollaban en una zona conocida como Tierra Caliente, que incluye varias comunidades de los Estados de Guerrero, Michoacán y México, y que ha sido azotada por la violencia en los últimos años.

El periodista fue uno de los primeros en informar del desplome en junio pasado de un helicóptero en el municipio de Sultepec, tras el tiroteo que se desató por la persecución de un integrante del cartel de La Familia Michoacana por parte de la Policía estatal. Condés Jaramillo también escribió sobre extorsiones policiales, fallas en la prestación de servicios públicos y otras denuncias ciudadanas.

A principios de mes, Jorge Ruiz, reportero de El gráfico de Xalapa, murió tras haber recibido ataques y amenazas. Su cuerpo fue hallado el pasado 4 de agosto en el Estado de Veracruz, que bordea el golfo de México. Esa misma mañana fue tiroteado Édgar Nava, editor de La verdad de Zihuatanejo, en el Estado occidental de Guerrero. El martes de esa misma semana, el pasado 30 de julio, también fue hallado muerto en el maletero de un coche el director del portal Guerrero al instante, Rogelio Barragán.

Con el asesinato de Condés Jaramillo se superan los nueve periodistas de periodistas asesinados en todo 2018, cuando México fue declarado el país sin guerra más violento contra la prensa, y este es el undécimo homicidio que se comete durante el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, que tomó posesión el pasado 1 de diciembre. Desde 2000 a la fecha, más de 130 periodistas han sido asesinados, según Artículo 19.