En 2020 los gobiernos estatales y municipales recibirán menos recurso federal que el asignado en 2019 debido a un decremento de 0.9 por ciento en el Ramo 28 derivado de la caída de la recaudación federal participable y una menor recaudación de ingresos petroleros, advierte el análisis del Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) del Senado de la República.

El Ramo 33 muestra una disminución de 0.3 por ciento, también se observan disminuciones de 0.3 por ciento en los Convenios de Descentralización que firman los gobiernos locales con las dependencias del gobierno federal, y de 1.7 por ciento en las transferencias para la Protección Social en Salud del Seguro Popular.

Estas reducciones afectarían directamente los ingresos del Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto de Operación (FONE), Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios (FORTAMUNDF), Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS), al Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de las Entidades Federativas (FAFEF) y Fondo de Aportaciones Múltiples (FAM) con decrementos del 0.5 por ciento en todos los casos, y de 0.3 por ciento al Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública (FASP).

Para 2020 el Ejecutivo Federal ha programado un billón 972 mil 54.5 millones de pesos, 0.5 por ciento menor al ejercido en 2019.