Gracias a los recursos que se obtendrán por el programa de austeridad y combate a la corrupción, en dos años no habrá contratación de deuda pública ni nuevos impuestos ni gasolinazos, afirmó el presidente de Andrés Manuel López Obrador

Luego de recorrer el Hospital Rural del IMSS Bienestar 22 Zacaultipán con el objetivo de dar a conocer de primera mano las condiciones en que se encuentra el nosocomio, el Jefe del Ejecutivo dijo que el país ya no puede seguir "pidiendo prestado, endeudando al país" como en anteriores sexenios. 

Ahí, el mandatario recordó que en el sexenio de Vicente Fox la deuda se ubicó en un billón 700 mil millones de pesos, terminando en cinco billones 200 mil millones de pesos al concluir la administración de Felipe Calderón; y ahora, con Enrique Peña Nieto la deuda oscila en los 10 billones de pesos. Remató diciendo que solo para pagar los intereses, el país deberá destinar cerca de 800 mil millones de pesos del presupuesto anual. 

"Ya no podemos seguir pidiendo prestado, endeudando el país. Este año no va aumentar la deuda y ya mandamos el presupuesto para el año próximo y también es sin contratar deuda. Dos años sin aumentar la deuda pública", dijo. 

Nota completa AQUÍ