El titular de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadanos (SSPC), Alfonso Durazo confirmó la liberación de Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín Guzmán Loera "El Chapo", ante el poder de fuego de los criminales, que desataron bloques y balaceras por todo Culiacán, Sinaloa.

Después en una entrevista para Reuters, el secretario aseguró que la decisión tomada fue para pacificar a Culiacán, luego de tres horas de violencia y de bloqueos, donde los ciudadanos quedaron atrapados en medio de tiroteos y de armas de alto poder.

En un video difundido a través de redes sociales, el funcionario federal explicó que a las 15:30 horas una patrulla de 30 elementos de la Guardia Nacional y Sedena fue atacada cerca del Fraccionamiento Tres Ríos de Culiacán. En respuesta los oficiales ingresaron al inmueble desde donde les dispararon y detuvieron a 4 personas, uno de ellos Guzmán López.

"La patrulla repelió la agresión y tomó control de la vivienda (...) durante dicha acción se identificó a uno de ellos como Ovidio Guzmán López", dijo al exhibir que esta intervención generó que "varios grupos de la delincuencia organizada rodearán la vivienda con una fuerza mayor a la de la patrulla".

"Así mismos otros grupos realizaron acciones violentas en contra de la ciudadanía en varios puntos de la ciudad, generando una situación de pánico".

"Con el propósito de salvaguardar el bien superior, integridad y tranquilidad de la sociedad culiacanense, los funcionarios del gabinete de seguridad acordamos suspender dichas acciones", dijo.  



LEER TAMBIÉN:


Captura del hijo de "El Chapo" desata balaceras en diferentes puntos de Culiacán a balacera habría ocurrido en el sector de Tres Ríos.