En conferencia de prensa desde Culiacán, el gabinete de seguridad federal reconoció que se actuó de manera precipitada ante los hechos violentos ocurridos ayer en Sinaloa durante la captura de Ovidio Guzmán.

Por ello, indicaron, se tuvo que dejar en libertad a Ovidio Guzmán López ya que la Guardia Nacional y los militares actuaron precipitadamente, sin notificarse al Gabinete de Seguridad sobre la captura que pretendían hacer.

Luis Rodríguez Bucio, comandante de la Guardia Nacional, dijo que los elementos de su corporación y los elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) actuaron precipitadamente, error táctico que provocó que los miembros de la delincuencia orgnizada los rebasaran.

El comandante dijo que los uniformados no querían esperar una orden de cateo en su intento por actuar de forma inmediata. "No considero las consecuencias; no planeo', dijo.

Por su parte, el titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, confirmó que en Estados Unidos hay una petición para extraditar a Ovidio Guzmán desde septiembre.

Asimismo, aseguró que 39 reos fueron liberados durante la violencia registrada ayer en Culiacán y que solo dos han sido recapturados.

Durzao aseguró que existe una hipótesis sobre que hubo burocrátismo y una eventual complicidad, para retrasar la orden de aprehensión contra Ovidio Guzmán, por lo que habrá una investigación contra los elementos para deslindar responsabilidades.