Un juez federal ordenó la aprehensión del exgobernador de Nayarit, Roberto Sandoval Castañeda, y de su hija, Lidy Alejandra Sandoval López, “por la posible comisión del delito de operaciones con recursos de procedencia Ilícita”, señaló a través de su cuenta de Twitter el periodista Ciro Gómez Leyva.

La Fiscalía General de la República (FGR) cuenta con datos de prueba, tanto en el fuero común como el federal, que los vinculan con la delincuencia organizada y el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

En le mes de noviembre de 2020, Excélsior destacó que la Fiscalía de Nayarit confirmó que el 4 de noviembre un juez de control otorgó una orden de aprehensión en contra del exgobernador de Nayarit, Roberto Sandoval Castañeda, por los probables delitos de peculado y ejercicio indebido de funciones en agravio del Fondo de Inversión y Reinversión para la Creación y Apoyo de Empresas Sociales del Estado de Nayarit.

En esa fecha se giró un oficio de colaboración a la Guardia Nacional y a las entidades federativas y a la FGR; las correspondientes alertas migratorias, así como la solicitud de ficha roja de Interpol, para su búsqueda y detención.

A través de un comunicado la Fiscalía de Nayarit indicó que el estatus del exgobernador es prófugo de la justicia.

Mientras que el 28 de noviembre, el ahora exsecretario de Estado de EU, Michael Pompeo, dio a conocer que el exgobernador de Nayarit, Roberto Sandoval Castañeda se apropió de recursos del estado y aceptó sobornos del narcotráfico, por lo que quedó enlistado y no podrá entrar a Estados Unidos.

"Anunciamos la designación del exgobernador de Nayarit, Roberto Sandoval Castañeda, por su involucramiento en casos significativos de corrupción”, se informó a través de un comunicado.
En el documento se detalló que en mayo de 2019, “el Departamento del Tesoro designó a Sandoval por conductas relacionadas a la corrupción bajo la orden ejecutiva 13818, que implementa la ley Global Magnitsky de Rendición de Cuentas en Derechos Humanos”.

Se puntualizó que durante su gestión como gobernador de Nayarit (2011-2017), Sandoval malversó bienes del estado y “recibió sobornos de organizaciones narcotraficantes, incluyendo el Cártel Jalisco Nueva Generación, a cambio de información y protección. Además, Sandoval aceptó sobornos por parte de la organización Beltrán Leyva, misma que el presidente George W. Bush identificó en 2008 como importante narcotraficante extranjero bajo la ley Kingpin”.

La ley también requiere al Secretario de Estado a designar, de manera pública o privada, a aquellos funcionarios y a los miembros de su familia inmediata.

Además de Sandoval, el Departamento está designando públicamente a su esposa, Ana Lilia López Torres; a su hija, Lidy Alejandra Sandoval López; y a su hijo, Pablo Roberto Sandoval López.

Pompeo precisó que con la medida se envía un fuerte mensaje de que Estados Unidos está comprometido a luchar contra la corrupción sistemática en México.