El planeta está probablemente poco iluminado por su estrella y es un poco más frío que Saturno.

Los investigadores creen que es un desierto helado sin agua líquida, un ambiente hostil donde la temperatura promedio de la superficie es de alrededor de -274 grados Fahrenheit (-170 Celsius).

Pero los astrofísicos de la Universidad de Villanova Edward Guinan y Scott Engle anunciaron el jueves que creen que podría haber vida de una manera inusual en el planeta congelado.

El anuncio se realizó durante la reunión 233 de Sociedad Astronómica Estadounidense en Seattle.

Debajo de su superficie congelada, Barnard b podría tener un núcleo caliente y líquido de hierro y níquel, que podría soportar una vida primitiva con actividad geotérmica.

"El calentamiento geotérmico podría soportar 'zonas de vida' debajo de su superficie, similares a los lagos subsuperficiales encontrados en la Antártida", dijo Guinan.

"Notamos que la temperatura de la superficie en la luna helada Europa de Júpiter es similar a la de Barnard b, pero debido al calentamiento de las mareas, Europa probablemente tiene océanos líquidos bajo su superficie helada".

Guinan también cree que los telescopios del futuro podrían ver más de cerca a Barnard b.

Esto lo convertiría en uno de los únicos exoplanetas del tamaño de la Tierra cercanos que podrían ser fotografiados.

"Tales observaciones arrojarán luz sobre la naturaleza de la atmósfera, la superficie y la habitabilidad potencial del planeta", agregó.