Los adversarios políticos están nerviosos que por eso realizan golpes bajos para desacreditar Alberto Jiménez Merino como candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a gobernador del estado de Puebla.

Así lo declaró el presidente del Comité Directivo Estatal (CDE) del PRI, Lorenzo Rivera Sosa, quien opinó que a casi tres semanas de campaña, Jiménez Merino tiene una gran aceptación entre los ciudadanos para ganar el próximo 2 de junio.

Señaló que no pueden ponerse etiquetas al trabajo de Jiménez Merino, cuando se desempeñó como funcionario de los ex gobernadores Manuel Bartlett Díaz, Melquiades Morales Flores y Mario Marín Torres, además de ser funcionario federal.

Aunque no revela el nombre de las encuestas, el dirigente del instituto tricolor sentenció que Jiménez Merino tiene un crecimiento exponencial, que le permite estar en la batalla para ganar las elecciones extraordinarias.


“El PRI cumple con la expectativa de unificar a todos los priistas con el propósito de trabajar en favor de Puebla, esta campaña es de crecimiento, es una campaña palpable y es el momento de tener un acercamiento con la población”.