Para el candidato de los partidos Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC) al gobierno de Puebla, Enrique Cárdenas Sánchez, es necesario que las autoridades actuales reconozcan la operación del crimen organizado en el estado y actúen en consecuencia.

Entrevistado sobre este asunto, afirmó que la presencia de estos grupos delincuenciales ya no son nuevas noticias para la población; pero el solo hecho de aceptarlo oficialmente, no ayudará en nada a resolver las cosas.

Sostuvo que durante sus tres primeras semanas de campaña, el reclamo de la población por la inseguridad ha sido constante y recordó que tan sólo en Cañada Morelos, mujeres le pidieron ayuda porque se había registrado un asesinato previo a su visita.

Dijo que atacar la crisis de seguridad debe ser la primera prioridad del gobierno estatal y por ello, ofreció que en caso de ganar el próximo 2 de junio, fortalecerá a la Policía Estatal con mejores sueldos, prestaciones y un seguro de vida.

Además, aseguró que establecerá un control interno en la corporación, de modo que se evite la corrupción y se castigue a los elementos que decidan involucrarse con los grupos delictivos.

Igualmente, se pronunció por mejorar a los Ministerios Públicos y a la Agencia Estatal de Investigación, con el objetivo de generar un ambiente de confianza que facilite la cultura de la denuncia y elimine la “puerta giratoria”, propiciada por la mala integración de los expedientes que se llevan ante un juez de control.

Quieren evitar que me conozcan

Por otra parte, Enrique Cárdenas insistió en que sus espectaculares han sido vandalizados para evitar que la población lo conozca y frenar lo que consideró como un franco crecimiento en las preferencias electorales.

Asimismo, acusó que ha comenzado una campaña de guerra sucia que lo involucra a él en su paso como rector de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP) y a su familia, lo que consideró como un hecho ruin.