La diputada del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Rocío García Olmedo, planteó una disminución a las penas de cárcel cuando una mujer decida abortar en Puebla, además de abrir la posibilidad de realizar trabajo comunitario en lugar de ir a prisión.

Su propuesta se incluyó en la orden del día de la sesión del Congreso de Puebla, que tiene como finalidad modificar el artículo 342 y 343 del Código Penal, donde se establece que las penas por violación llegarían a un año, pero con la propuesta se reducirían a medio año.

García Olmedo planteó la posibilidad de que el juez también imponga de 100 a 300 días de trabajo comunitario en contra de las mujeres que aborten, esto para sustituir que vayan a la cárcel.

Pero eso no fue todo, la priista también pretende estipular una nueva causal para que en Puebla se permita el aborto, que consistirá cuando se trate de una inseminación artificial y ponga en riesgo la vida de la mujer.

“Se trata de una reforma que estamos presentando en la sesión del Congreso del Estado de Puebla, que tiene como finalidad reducir las penas sobre el aborto en Puebla, confiemos en que saldrán adelante al interior de las comisiones”.

Cabe recordar que el Código Penal de Puebla, solo establece que el aborto en Puebla habrá de permitirse cuando el embarazo ponga en riesgo la vida de la mujer, el producto venga con deformaciones y por violación.