Los panistas simpatizantes a la dirigencia municipal del Partido Acción Nacional (PAN), protagonizaron un zafarrancho durante el conteo de votos, donde se acusó que se utilizó material sin emplearse para beneficiar a uno de los interesados en el cargo.

Al grito de cuántas faltan, los panistas se agarraron a empujones frente a la mesa de conteo, que algunos panistas como Mario Riestra Piña tuvieron que intervenir para frenar el zafarrancho.

Los panistas realizan un recuento de todos los votos para garantizar que la contienda interna fue apegada a derecho para definir al nuevo dirigente municipal.

Con apenas el 48 por ciento del padrón de militantes del Partido Acción Nacional (PAN) en Puebla capital, Jesús Zaldívar Benavides se convirtió en el nuevo dirigente municipal de esta fuerza política.

Con base en el conteo que emitió la asamblea municipal, se explica que el virtual dirigente llegó a mil 294 votos, seguido de su adversario Eduardo Alcántara Altamirano, quien logró mil 96.

Cabe señalar que en Puebla capital hay un padrón de 4 mil 995 militantes y solo votaron un total de 2 mil 390.

Al inicio de la asamblea municipal se denunció que personajes externos a la militancia estaban acudiendo a votar en este proceso interno y que supuestamente provenían del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Es importante señalar que Jesús Zaldívar Benavides estará al frente de la dirigencia municipal del PAN hasta el 2022.