El diputado local sin partido, Héctor Alonso Granados, evidenció por enésima vez la misoginia que lo caracteriza, al calificar de “focas aplaudidoras y vendedoras de naranjas”, a diputadas durante la discusión que sirvió para elegir a Félix Cerezo Vélez como nuevo titular de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH).

La agresión fue en contra de las diputadas locales del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y Partido Encuentro Social (PES), Vianey García Romero y Nora Merino Escamilla, durante la sesión del Poder Legislativo de este miércoles. En varias ocasiones Alonso Granados trató de reventar la sesión del Poder Legislativo y al verse fracasado, agredió verbalmente a las dos diputadas antes citadas con los calificativos de verduleras y aplaudidoras de focas.

La diputada local de Morena, Vianey García Romero, señaló en sesión que urge controlar las intervenciones de Alonso Granado, quien se caracteriza por confrontarse con el resto de los representantes populares en las sesiones ordinarias. Por su parte, la diputada local del PES, Nora Merino Escamilla, consideró urgente que el legislador sin partido, reciba una amonestación que derive en una disculpa pública ante el pleno y en medios impresos.

Alonso Granados fue expulsado de la bancada de Morena en mayo pasado, luego de calificar de mojigatas e hipócritas a las legisladoras, que defendieron una reforma a la Ley del Medio Ambiente, para evitar la colocación de publicidad sexista.