El nuevo titular de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH), en Puebla, Felix Cerezo Vélez, no se pronunció por un posible atropello que sufren las personas que buscan el matrimonio igualitario y despenalización del aborto en Puebla.

Lo anterior se desprende tras rendir oficialmente protesta al frente del cargo por un plazo de cinco años, luego de la sesión de este miércoles donde los diputados locales alargaron el debate por más de tres horas para su nombramiento.

Señaló que primero debe conocer como se encuentra los temas en el Código Penal y Civil de Puebla, para establecer una postura oficial sobre si realmente se cometen violaciones a los derechos humanos de las personas. Sin embargo, es importante señalar que existen un fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), para pedir al Congreso de Puebla reforme su Código Civil y permita el matrimonio igualitario.

“Yo te digo en este caso, déjame llegar, ahorita en este momento te digo déjame llegar. Soy un experto, pues hay cuestiones dependiendo, ósea, déjame llegar, si tengo la postura, pero déjame analizar el entorno”.

Sobre las acusaciones hacia nombramiento que supuestamente se caracteriza por ser una imposición, el nuevo titular de la CEDH rechazó algún tipo de padrinazgo político y dejó en claro que eso lo demostrará con su trabajo en los siguientes cinco años.

Destacó que uno de los primeros temas, será reabrir el caso Chamchihuapan y dar justicia a los pobladores que en 2014 sufrieron una violación a sus derechos humanos tras el desalojo violento por parte de la policia estatal.