La Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) no puede dar por hecho que se acabó el proceso de fiscalización en su contra sobre el gasto 2019, porque ahora enfrentará una auditoría ordinaría, sentenció el titular de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso del Estado, Gabriel Biestro Medinilla.

Lo anterior, después de conocer que la Auditoría Superior del Estado (ASE), cerró la auditoría preventiva. Aclaró que el Congreso del Estado de Puebla está cumpliendo con todos los procedimientos, que por eso no se dará carpetazo y ahora se iniciará la auditoría ordinaria, donde no habrá excusas para que la BUAP transparente su gasto público.

El también coordinador de los diputados locales del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), minimizó la intención de la BUAP para ofrecer asesorías gratuitas en contra del reemplacamiento.

Dijo que podría ser absurdo el papel de la universidad, pues es como si el Congreso del Estado de Puebla, ofreciera el mismo servicio a todos los jóvenes que se quedan fuera de la institución tras reprobar el examen de admisión.

“Nosotros estamos actuando de manera legal, pero si siente que sus derechos o derechos de la universidad se vulneran, pueden recurrir a las instancias correspondientes para echar atrás la revisión, estoy confiando en que no es así”. Gabriel Biestro Medinilla puntualizó que siempre estarán abiertos al diálogo con todos los sujetos obligados y sentenció que no caerán en las provocaciones de quienes se niegan a la rendición de cuentas públicas.

LEER TAMBIÉN:
Suspende Auditoria Superior del Estado revisión preventiva a la BUAP Podría aplicarse una auditoria completa a la institución