Miguel Ángel García se convertirá en presidente del del Instituto Electoral del Estado (IEE) pues hoy tomará proetsta y se mantendrá en el cargo hasta el 2 de noviembre de 2022, esto luego de que con 10 votos a favor y uno en contra, el Consejo General del Instituto Electoral del Estado (IEE) aprobó su nombramiento.

La consejera Dania Ravel Cuevas votó en contra al manifestar que García Onofre no tiene el perfil para la posición, argumento que sostuvo durante una mesa de trabajo de la Comisión de Vinculación con los Organismo Públicos Locales

El nuevo presidente del IEE sustituyó a Jacinto Herrera Serrallonga, quien renunció al cargo el 26 de agosto pasado, con lo que quedaron sin efecto los procesos de remoción que el INE abrió en su contra a propuesta de Morena.

En ese contexto, la consejera Pamela San Martín Ríos y Valles pidió al nuevo presidente tomar con responsabilidad la función encomendada y mantenerse al frente del IEE los dos años y nueve meses para los cuales fue designado.

Miguel Ángel García es licenciado en derecho por la UNAM y ha dedicado 20 años de su carrera profesional al INE, de los cuales en los últimos 15 se ha desempeñado como vocal ejecutivo distrital, primero en la Ciudad de México y después en Puebla, donde tiene 12 años de residencia efectiva.

Miguel Ángel García Onofre llegó al Consejo General como propuesta de la Comisión de Vinculación con los Organismos Públicos Locales, órgano del INE que lo consideró más apto para el cargo tras la entrevista que le realizó un grupo de consejeros electorales.

En el encuentro con los consejeros, García Onofre dio a conocer su interés en revisar la plantilla laboral del organismo para evaluar la permanencia de aquellos funcionarios que se vieron implicados en el conflicto electoral de 2018.

Asimismo, destacó la urgencia de profesionalizar los órganos distritales y municipales del IEE con miras en los comicios de 2021 que le tocaría organizar.

La falta de rigor técnico en los órganos transitorios, manifestó el aspirante, ha detonado la desconfianza que existe en torno al instituto local como árbitro de las elecciones de gobernador, diputados locales y presidentes municipales.

El proceso de selección inició con el registro de 45 interesados, lista que se redujo a siete finalistas tras la aplicación de diversos filtros. El primero fue la revisión de la documentación para verificar si cumplían los requisitos de ley, el segundo un exámen de conocimientos y el tercero un ensayo presencial.