El diputado local del PVEM, Juan Pablo Kuri Carballo, mencionó que frenar el arranque de actividades de VW y Audi en Puebla, no significa un revanchismo para las empresas, sino una estrategia para derrotar al COVID-19, que hasta el último corte tiene mil 858 personas enfermas.

El también presidente de la comisión de Desarrollo Económico del Congreso del Estado de Puebla, consideró que esta decisión del gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, no es fácil ante la exigencia de varios sectores para reactivar paulatinamente la economía del territorio poblano.

Destacó que estas acciones de contención del virus, permitirán mejor certidumbre a los poblanos una vez que se levante la cuarentena en Puebla, donde lamentablemente han muerto 355 poblanos.

"Es comprensible que se pretenda agilizar la actividad en el ramo industrial que además activaría la actividad económica y el empleo en beneficio de miles de personas, pero como hemos dicho, estamos viviendo una situación inédita que amerita primero salvar vidas y después volver a la normalidad".

Puntualizó que las acciones del gobierno no solo están centradas en evitar la propagación del virus, sino en también lograr una disminución en los diversos delitos que se registra en Puebla, dejando en claro que con base en datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), 13 de los 17 delitos más denunciados tuvieron una baja en abril.