La LX Legislatura del Congreso del Estado de Puebla confirmó que retrasó para el 25 de enero, la suspensión de actividades presenciales dentro de esta sede, como parte de las medidas sanitarias en contra del COVID19.

De esta manera, se explicó que a partir del 26 de enero, el personal del Poder Legislativo habrá de regresar a sus actividades en el 30 por ciento de aforo, cuando también se pedirá a los empleados portar el cubrebocas y colocarse de manera constante el gel antibacterial.

La misma información presentada por el Congreso del Estado de Puebla a cargo del líder de la Junta de Gobierno y Coordinación Política, Gabriel Biestro Medinilla, explica que frenar las actividades presenciales, no implican suspender las actividades virtuales.

Y es que en los últimos días, los diputados locales mantienen sus sesiones de comisiones en forma virtual, con el objetivo de no frenar las actividades internas, tomando en cuenta que está en puerta el inicio del segundo periodo de sesiones para el 15 de enero y la glosa de comparecencias como parte del II Informe de Labores del gobernador Miguel Barbosa Huerta.

“Se debe aclarar que las actividades de la LX Legislatura y de sus diputadas y diputadas continúan conforme marca el calendario laboral, estas medidas son, únicamente, para evitar el trabajo presencial de la base trabajadora a fin de detener la curva de contagios”, refiere la información del Congreso.