Los diputados dieron entrada a la reforma del gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, quien busca retirar hasta por 10 años las licencias de manejo a quienes participen en carreras clandestinas y rebasen los límites de velocidad permitidos en el estado.

El documento entró en la sesión del Congreso del Estado de Puebla y se turnó a la comisión del Transporte, donde se espera que sea dictaminada en las siguientes semanas por parte de los diputados locales.

Con base en la reforma al artículo 51 de la Ley de Vialidad del Estado de Puebla, se explica que después de esos 10 años el responsable de participar en dichos hechos, podrá tener de nueva cuenta una licencia que deberá ser tramitada en las instancias correspondientes.

“En los casos a que se refiere la fracción XXXVII del artículo 19 de esta Ley, se impondrán a los conductores de vehículos de propulsión mecánica además de las sanciones señaladas en el artículo anterior, la cancelación de licencia para conducir, sin que se pueda expedir una nueva en una temporalidad de diez años, considerando el modo, tiempo y lugar en que se cometió la infracción, así como las condiciones y circunstancias, independientemente de las demás sanciones que por el hecho se pudieran generar”.

Esta propuesta se suma a otra que presentó el Partido del Trabajo (PT) en 2020, aunque esta consiste en castigar con hasta 3 años de cárcel y 173 mil 760 pesos quien organice, asista o participe en carreras de autos clandestinas en la vía pública.