Diputados concretaron las reformas al artículo 421 y 424 del Código Penal de Puebla, para castigar con hasta 10 años de cárcel, cuando no se integre adecuadamente o proporcione información pericial sobre delitos que presuntamente se cometieron bajo los influjos del alcohol o drogas.

Lo anterior se registró en el marco de la sesión del Congreso del Estado de Puebla, donde se explicó que la reforma al Código Penal corresponde a una propuesta enviada por el gobernador Miguel Barbosa Huerta.

Dicha iniciativa se originó luego de la muerte de Juan Carlos Medel, quien perdió la vida tras ser atropellado por Yamil N., quien manejaba un Mercedez Benz blanco y que logró su libertad por presuntamente mover sus influencias, en donde no se aplicó la prueba de alcoholemia en su momento.

Ante este escenario, la diputada local del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), María del Carmen Saavedra Fernández, señaló que la reforma garantizará una mejor impartición de justicia.

Sin embargo, la diputada local del Partido Acción Nacional (PAN), Mónica Rodríguez Della Vecchia, cuestionó la celeridad de la reforma, pero sobre todo interrogó cuántos casos en el último año, han existido para argumentar que no se integran correctamente las carpetas de investigación sobre alcoholemia y consumo de drogas.

“Les invito a no utilizar este Congreso como escenario para la pelea por la corrupción, por los negocios al amparo del poder. No lleguen al extremo de modificar la ley y crear delitos para atacar al adversario”.