Dirigentes de la coalición por Puebla al Frente, manifestaron que no hay condiciones de tumbar los resultados del uno de julio, que tienen como gobernadora electa a Martha Erika Alonso Hidalgo.

Los lideres partidistas fueron acompañados por el coordinador de Enlace Institucional del nuevo gobierno, Francisco Rodríguez Álvarez, quien sentenció que autoridades federales dan las primeras señales de que no procederá la queja del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), para anular las elecciones del 1 de julio.

Señaló que el candidato a la gubernatura de la coalición Juntos Haremos Historia, Luis Miguel Barbosa Huerta, debe entender que los poblanos eligieron Alonso Hidalgo para estar en el cargo en los siguientes seis años.

Agregó que el Instituto Nacional Electoral (INE) determinó hace poco que no hubo excesos en los gastos de campaña de la gobernadora electa de Puebla.

También sumó el dictamen de la Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Electorales (Fepade), que desechó la versión de un laboratorio electoral en el Hotel MM de la capital poblana.

Subrayó que Barbosa Huerta está en su derecho de impugnar los resultados de la elección, sin embargo, no puede descalificar a las instituciones que validaron el triunfo del presidente de la República electo, Andrés Manuel López Obrador.

“Estos hechos de violencia en el hotel MM donde ellos (Morena) argumentaban que había posibilidad de algún laboratorio electoral y demás, cosa que la Fepade pues ya con mucha claridad desechó”.