Advierten futuras contingencias en Puebla por fuga de gas en ductos de Pemex

De acuerdo con vecinos de la zona, a las 2 de la madrugada empezaron a reportar al número telefónico de emergencia 911 sobre que olía a gas
Los bomberos combatieron la fuga de gas con chorros de agua Fernando Pérez Corona / Urbano
En: Seguridad 
La fuga de gas en un ducto de Pemex, provocada por una toma clandestina, ocasionó que fueran evacuadas al menos mil 200 familias de las colonias Villa Frontera, Jorge Murad, Villas San Gregorio, San Pedro, Revolución Mexicana, Villas del Marqués y Venustiano Carranza, como también 180 pacientes del Hospital General del Norte y trabajadores de la Central de Abasto, además de la suspensión de clases en siete escuelas de la zona, aunque hubo alerta en otras 88 durante la contingencia.

De acuerdo con vecinos de la zona, a las 2 de la madrugada empezaron a reportar al número telefónico de emergencia 911 sobre que olía a gas; sin embargo, transcurrieron tres horas para que las autoridades ordenaran el desalojo y cinco para que llegara personal de Seguridad Física de la paraestatal.
Unos 180 pacientes del Hospital General del Norte fueron evacuados y trasladados con apoyo de instituciones de salud como IMSS, ISSSTE, Sedena y SUMA al hospital general del Sur, según Servicios de Salud del Estado de Puebla.

El director de Protección Civil del estado, Rubén Dario Gómez, reportó que las válvulas del ducto habían sido cerrada desde Tlaxcala, por lo que sólo faltaba el consumo del combustible que quedaba en la tubería.
El gobernador José Antonio Gali Fayad acusó a los huachicoleros de ser responsables de la contingencia y reveló que las cámaras de seguridad del C5 detectaron los vehículos usados por los delincuentes, por lo que la Fiscalía General del Estado ya inició una investigación.

Como a las 9 de la mañana, después que los bomberos usaron agua cristalizada para tratar de mantener el combustible cerca del suelo, la tubería de la paraestatal fue sellada y la circulación vehicular reabierta en el Camino a Tlaltepango; sin embargo, la gente regresó a sus hogares hasta después de despejarse cualquier duda sobre el riesgo de explosividad.

El presidente municipal, Luis Banck Serrato, reportó que había concluido la contingencia; incluso, revisó el punto de la filtración, la cual se encontraba en la barda perimetral de la colonia Jorge Murad.
Vale la pena resaltar que Agua de Puebla revisó el sistema de drenaje, colectores y pozos de visita en la zona para registrar los niveles de explosividad, mientras se reestableció el suministro de energía eléctrica.

En medio de la contingencia, trascendió la historia de un joven que regresó a su casa por su mascota, un Pitbull de nombre "Conor", pese a la nube de gas que cubría la calle de su domicilio. Más tarde, personal del ayuntamiento de Puebla encontró una camada de cachorros, que fueron abandonados a su suerte muy cerca del punto de la fuga.

Durante la emergencia, no se reportaron incidentes de otro tipo, como rapiñas, peleas o actos de vandalismo, quizá debido a que la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal estableció un operativo policiaco con 100 elementos.

Los colonos acusaron que en la zona hay más tomas clandestinas, que es recurrente, por lo que coincidieron en la necesidad de reforzar la vigilancia en la zona para evitar nuevas contingencias o incluso una tragedia.
Lo de Hoy
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Licencia Creative Commons www.urbanopuebla.com.mx
© Urbano | Noticias Mexico 2018