Puebla y Tlaxcala experimentaron reducciones por encima de un 20 por ciento en la cantidad de tomas clandestinas a ductos de hidrocarburo, propiedad de Petróleos Mexicanos (Pemex), entre el primer trimestre de 2018 y el mismo periodo de este año.

Así lo refleja el reporte de “Robo de Hidrocarburo en Ductos Primer Trimestre de 2019”, elaborado y difundido por el Instituto para la Gestión, Administración y Vinculación de los Municipios (IGAVIM).

De acuerdo con el documento, ambas entidades entraron en la lista de los 11 sitios que experimentaron bajas en la incidencia del huachicol tras el arranque de la estrategia nacional establecida por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

En ella, se encuentran Veracruz, Jalisco, Nuevo León, Baja California, Sonora, Sinaloa, la Ciudad de México, Durango y Morelos, cuyas reducciones alcanzaron, en algunos casos, marcas por arriba de 90 por ciento

El análisis detalla que los cuerpos de seguridad detectaron y sellaron 406 perforaciones en Puebla y 72 en Tlaxcala, entre los meses de enero y marzo de 2019; lo que representa reducciones de 21.47 y 20 por ciento, respectivamente.

Además, en estas entidades federativas, la incidencia del huachicoleo es de un caso por cada cinco horas 24 minutos en territorio poblano y uno por cada 30 horas con 25 minutos, para la demarcación tlaxcalteca.

Con esto, Puebla se ubica en el cuarto lugar nacional, por debajo de Hidalgo, el Estado de México y Guanajuato, lugares que presentaron crecimientos entre nueve y 240.44 por ciento en su incidencia respecto al año anterior.

Mientras tanto, Tlaxcala se coloca en el sitio 11 de la tabla, con incidencias por debajo de las que existen en Tamaulipas, Veracruz, Jalisco, Michoacán, Querétaro y Oaxaca.

Finalmente, al observar el comportamiento del robo de hidrocrburo en los últimos 15 meses, es posible observar una tendencia decreciente a partir de abril de 2018, que es el mes con más casos en el periodo (284).