Alrededor de 20 computadoras fueron robadas de la primera Justo Sierra ubicada en el barrio de San Miguel entre la calle Pablo Sidar y Xicoténcatl, municipio de San Pablo del Monte.

Personal de intendencia se percató que los amantes de lo ajeno forzaron las chapas y quebraron dos cristales en el laboratorio de computo, al hacer una revisión minuciosa se confirmó que los equipos ya no estaban.

Acto seguido, se dio parte a la policía municipal quienes emprendieron una investigación con los vecinos para conocer si se percataron de algún movimiento durante la madrugada, sin embargo, la información fue nula.

Las clases tuvieron que ser suspendidas debido a que los directivos y el comité de padres de familia presentaron la denuncia ante el Ministerio Publico en contra de quien o quienes resultaran responsables.

No se dio a conocer el valor de lo robado, sin embargo, los integrantes del comité pidieron a las autoridades reforzar la seguridad, ya que en un año han robado tres veces en la institución.