Una denuncia más se suma contra elcolombiano detenido por apuñalar e intentar violar a una mujer de 59 años, en el fraccionamiento Los Héroes, al sur de la ciudad de Puebla, pues ahora una estudiante de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla señala a este sujeto de acoso y buscará el apoyo de la citada institución educativa para proceder legalmente en contra del ya detenido.

La universitaria de 20 años de edad, quien por seguridad solicitó el anonimato, contó que fue la tarde del pasado miércoles- mismo día de la agresión contra la mujer de la tercera edad-, cuando el hombre de origen colombiano se le acercó para intentar tocarla de manera lasciva bajo el pretexto de ofrecerle los productos o antojitos colombianos que vende en el citado fraccionamiento.

“El día miércoles, entre las 6 y 6:30 de la tarde, salí a comprar algunos insumos a la verdulería, por lo que pasé por la calle 18 Sur, a la altura donde este sujeto vende comida colombiana, entonces, el hombre se me acercó para ofrecerme unas empanadas, sin embargo yo le dije que no, que gracias pero él me siguió ofreciendo su comida; en ese instante llegó una persona a su domicilio, por lo que me dijo que lo disculpara, que tenía que ir a atender a la persona que había llegado. Yo le contesté que estaba bien, que no había ningún problema, por lo que seguí con mi camino”, narró la entrevistada.

Aunque la joven pensó que ya se había librado de José N, de 36 años de edad, a su regreso, de la verdulería a su casa, nuevamente fue interceptada por este varón, quien comenzó a hostigarla pidiéndole ayuda para encender una estufa y después, regalándole comida para así tratar de atraerla a su domicilio.

"Cuando regresé, el tipo estaba afuera, recargado en una barda y fumando, entonces me pasé del otro lado de la calle pero el sujeto al ver eso, también se cruzó y me dijo que si lo podía escuchar, que me iba a pedir un favor muy grande, le dije que sí e inmediatamente él me pidió que lo ayudara a encender una estufa, lo cual se me hizo ilógico porque si vende comida, deber saber cómo prenderla, por lo que le contesté que no sabía; que si quería le pedía ayuda a un hombre,pero el tipo dijo que no, que porque los hombres le daban desconfianza por lo que definitivamente le refería que no podía ayudarlo", contó.

Tras obtener una respuesta negativa por parte de la universitaria, el colombiano empezó a acercarse más a ella, insistiéndole en que le aceptara de regalo un platillo ya que en Colombia es una descortesía no aceptar los regalos, instantes después le manifestó que él, a pesar de que estaba grande, padecía de un retraso mental por lo que actuaba como una persona de 15 años de edad; acto seguido, José N, le enseñó una credencial que lo acreditaba como ciudadano colombiano.

Me contó que él solo estaba de manera provisional en México, que su mamá le manda dinero, que hace quince días fue su cumpleaños pero nadie había estado con él, por lo que necesitaba un abrazo. Insistió que le agarrara la comida porque no quería regresar a su casa a llorar, me acorraló, sentí miedo y le dije que sí. En ese momento pasó una señora y su hija, por lo que me ayudaron, me hicieron la plática y logré zafarme, incluso me dijeron que tuviera cuidado con esa persona porque días antes había lesionado a una chica”, relató la estudiante, quien al enterarse que horas después de que ella fuera acosada por este mismo hombre, decidió acudir ante la Fiscalía General del Estado para interponer una denuncia por acoso.

Sin embargo, a su decir, en el Ministerio Público le dijeron que no podían proceder ya que realmente no le había hecho nada. Ante tal situación, la joven solicitará el apoyo de la BUAP, pues considera una injusticia el hecho de que no le hayan querido admitir la denuncia en contra de este sujeto, quien para atacar mujeres, opera bajo el mismo modus operandi, ofreciéndoles empanadas para tratar de llevarlas a su domicilio y luego agredirlas.