La mega fuga de gas LP que estalló desde anoche ya se encuentra bajo control. Ahora, las autoridades esperan que se consuma la totalidad del gas que se encuentra en el ducto, esto en el tramo ubicado en los límites de Teacalco y Nativitas.

Desde ayer, autoridades locales y federales y personal de Petróleos Mexicanos (Pemex), se movilizaron a la zona donde instalaron un puesto de control para atender la contingencia provocada presuntamente por la extracción ilegal de gas LP.

Se cumplieron ya 12 horas desde que inició el fuego en la toma clandestina, que obligó a la evacuación de 13 viviendas y que dejó tres personas lesionadas.

Información proporcionada por la Secretaría de Salud (Sesa), atendieron a un paciente de 55 años de edad , que presentó quemaduras en el 70 por ciento del cuerpo y se atendió de manera inicial en el hospital comunitario de Nativitas y posteriormente se trasladó al Hospital Central de Pemex.

También se atendió a un paciente de 54 años de edad con quemadura superficial en en el rostro, y se trasladó por sus medios al Hospital Central de Pemex; y finalmente otro paciente de 32 años de edad que tuvo una quemadura en la cara y fue valorado en Hospital General de Tlaxcala, mismo que ya fue dado de alta.

Mientras tanto, elementos del Ejército Mexicano, personal de seguridad de Pemex, de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), y de la Coordinación Estatal de Protección Civil (CEPC), permanecen en el lugar, en resguardo de la zona en espera de que se consuma el gas del ducto, al tiempo que el fuego se encuentra bajo control.

Una vez que se consuma el fuego, los técnicos de Pemex, realizarán la reparación del tramo de ducto que se incendió y cancelarán la toma clandestina.