Conductores de UBER exigieron justicia para su compañero asesinado el pasado domingo en Huejotzingo, junto con tres estudiantes de Medicina: dos de la Upaep y uno de la BUAP.

“Detrás de un volante hay un madre, una madre, un estudiante, hay alguien que como tu y como yo merece el derecho a la vida”, así empieza el mensaje de un cartel fotocopiado y pegado en las ventanillas o colgados del asiento del copiloto de las unidades de esta plataforma de transporte ejecutivo que circulan en la capital poblana.

Y agrega: “lamentablemente no fue así para Josué Emanuel Vital Castillo, de 29 años de edad, quien salió el 23 de febrero a trabajar para buscar el alimento a su casa y ya no volvió, fue asesinado a sangre fría en Huejotzingo, junto a sus pasajeros, estudiantes de Medicina, todo por el robo de su vehículo”.

Por lo anterior, los trabajadores del volante consideraron que este crimen no debe convertirse sólo en parte de las estadísticas, por lo que exigieron que no quede impune.