La Fiscalía General del Estado (FGE) cateó tres inmuebles propiedad del edil de Ajalpan, Ignacio Salvador Hernández quien pidió licencia al cargo luego de ser responsabilizado de un ataque a policías municipales que cobró la vida de un uniformado.

La revisión a los domicilios, fue apoyada por la Policía Estatal y elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) y como resultado de la intervención se aseguraron vehículos automotores y a dos personas.

En días pasados el gobernador, Miguel Barbosa Huerta responsabilizó al alcalde del ataque armado a los uniformados ocurrido el 30 de marzo pues afirmó que tiene vínculos con criminales; tras esto, se le ha señalado de tener nexos con el Cartel de Jalisco Nueva Generación (CJNG)

"Tenemos claro quién fue. Muchos de los lesionados son parte de la delincuencia; tenemos claro quién fue, de dónde salieron, todo sabemos, es un asunto gordito y creo que tuvieron mala suerte. Eso de asumirse como el CJNG ya es una deformación de membrete, pero en su primera acción les pasó esto y vamos a disolver esa célula de delincuente sean quienes sean, todos están involucrados y hasta autoridades municipales involucradas", dijo Barbosa.

Hasta el momento ningún integrante del Cabildo ha fijado posición respecto a los cateos, y tampoco sobre el paradero del edil que gestionó su licencia de manera exprés.

Cabe mencionar que Salvador Hernández, no es la primera vez que es edil, pues lo fue de  2008 a 2011.

También a trascendido que ante la situación que sufre el municipio de la Sierra Negra, la Secretaría de Seguridad Pública,  tomará el control luego de darse de baja a 32 de los 34 policías municipales.