En los estados de Puebla y Tlaxcala hay 4 mil 272 policías estatales atendiendo las llamadas de emergencia y seguridad en sus territorios; sin embargo, solo 128 han cursado los tres talleres sobre la actualización en materia de justicia penal e investigación, y mil 551 cuenta con el Certificado Único Policial (CUP), es decir, solo 4 de cada 10 policías cuenta con el CUP.

A esto se suma que en el fondo de las instituciones de policías estatales hay obstáculos profesionales, falta de equipamiento y otras carencias.

De acuerdo al informe sobre el Modelo Óptimo de la Función Policial del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), en Tlaxcala hay mil 597 elementos operativos, de los cuales, mil 29 aprobaron las evaluaciones generales de ingreso y solo 662 cuenta con Certificado Único Policial, es decir, 64.3 por ciento no acreditó la evaluación global sobre control de confianza, formación inicial, competencias y desempeño.

El informe analiza la situación de las policías estatales a través de 35 indicadores evaluados durante el primer semestre de 2020 para determinar la situación de los sistemas, personal, exámenes de confianza, infraestructura y condiciones laborales.

La evaluación muestra que el 90 por ciento de los policías no ha concluido los cursos o talleres sobre la Función del Primer Respondiente (FPR), la Función Policial en los Primeros Actos de Investigación y sobre la Investigación Criminal Conjunta (ICC).

En este caso, solo 128 policías tlaxcaltecas de los más de mil han cursado todos los talleres, es decir, solo 12.3 por ciento. A esto se suma la falta de estímulos profesionales: el sistema policial de Tlaxcala carece de concursos anuales de ascenso o de reconocimiento al mérito y al menos desde 2016 no realiza ceremonias anuales para reconocer a policías destacados.

Además, no da a conocer el nombre de los integrantes de la Comisión de Honor y Justicia encargada de investigar y sancionar el desempeño y disciplina de los policías en apego a sus derechos humanos, lo que coloca en desigualdad a los elementos policiales.

Según la evaluación semestral la academia de seguridad en el estado no cuenta con sala de juicios orales, esto empata con el reducido número de policías capacitados en el nuevo sistema de justicia penal que implica los modelos de investigación como primer respondiente, clave en el inicio de la investigación y procesos de detención.

POLICÍAS EN PUEBLA SIN EQUIPO NECESARIO

La academia de policía de Puebla carece de área de entrenamiento y, aunque cuenta con Policía Cibernética y con una Unidad de Operaciones Especiales, estas no tienen el equipo necesario para investigar y realizar los proceso de investigación y detención.

En esta entidad hay 3 mil 675 elementos operativos, de estos, 3 mil 452 resultaron aprobados en las evaluaciones iniciales, pero solo 889, es decir, el 24.7 por ciento, cuenta con Certificado Único Policial.

Respecto a los tres talleres básicos sobre la actuación como primer respondiente, investigación inicial e investigación conjunta, ninguno de sus elementos ha cursado todos.

A esto se suma que en el sistema policial de Puebla no existan apoyos a las familias de los policías caídos en el cumplimiento del deber, ni cobertura para otros apoyos policiales.