Un hombre de aproximadamente 33 años de edad decidió quitarse la vida al prenderse fuego después de rociarse gasolina, cuando se localizaba en un terreno baldío a unos pasos del crucero el Colón, ubicado sobre la carretera Izúcar de Matamoros-Atencingo.

La terrorífica escena se vivió la mañana de este jueves cuando Sergio N., habría caminado un par de minutos sobre dicho terreno baldío y posteriormente se detuvo, se roció presuntamente gasolina y se prendió fuego hasta generar llamaradas que superaron los 2 metros de altura. La lumbre se esparció rápidamente en su cuerpo.

Vecinos que se percataron de la situación y sin haber conocido aún los motivos del acto, trataron de auxiliaron y dieron parte al número de emergencia (911) por lo que al lugar arribaron paramédicos de la Cruz Roja Mexicana con sede en el municipio de Izúcar de Matamoros y fue trasladado al Centro de Salud de Servicios Ampliados (CESSA).

El hombre solo permaneció un par de horas en el hospital, pues falleció a causa de las quemaduras de segundo grado en un 90 por ciento de su cuerpo, asimismo, ha trascendido que se trataría de un indigente, pues no dio información de sus familiares y de su domicilio, por lo que serán las autoridades quienes realicen las diligencias correspondientes.

Finalmente y hasta el cierre de información, se ignora el motivo por el cual el hombre puso fin a su vida de esta manera.