El gobierno federal ha desplegado a cerca de seis mil elementos de la Guardia Nacional y de la Sedena en los estados de Puebla y Tlaxcala como parte de la principal estrategia en materia de seguridad diseñada para contener al crimen organizado.

Ayer se dio a conocer la creación del micro sitio “Observatorio de la Guardia Nacional y la militarización en México” que integran al menos 13 organizaciones civiles dedicadas al análisis en temas de seguridad.

A través de solicitudes de acceso a la información pública el Observatorio dio a conocer que el año pasado en Tlaxcala se desplegaron mil 519 elementos de la Guardia Nacional y de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), de los cuales, mil 485 realizaron operaciones del Plan Nacional de Paz y Seguridad.

De acuerdo con los resultados, en el tercer trimestre de 2020 la Guardia Nacional detuvo a 81 personas por presuntos delitos del fuero federal, recuperó 40 mil 230 litros de combustible robado y detectó 65 tomas clandestinas.



El mayor número de tomas se localizaron en los municipios de Calpulalpan (44), Nanacamilpa de Mariano Arista (12) y nueve en Nativitas, Apizaco y Xalostoc.

Por otro lado, de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), el año pasado creció en Tlaxcala el número de delitos del fuero federal relacionados con portación de armas de fuego de uso exclusivo del ejército y tráfico de drogas, dos fenómenos que no se presentaban en la entidad más pacífica del país.

Del mismo modo, con la pandemia, los delitos del fuero común disminuyeron considerablemente, aunque el robo a casa habitación y negocio crecieron en comparación con 2019.

Respecto a Puebla, la información publicada solo se refiere a que se desplegaron cuatro mil 426 elementos; destaca que el personal de la Sedena en esa entidad confeccionó dos millones 732 mil 850 cubrebocas, 30 mil batas quirúrgicas, 71 mil 347 gorros quirúrgicos, 71 mil 347 zapatones quirúrgico y 4 mil uniformes quirúrgicos.

Frente al despliegue de las fuerzas armadas en México, el Observatorio informa que de mayo de 2019 a agosto de 2020 la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) recibió 219 denuncias formales contra la GN que opera a lo largo del país, además de que, según los registros oficiales, las muertes relacionadas con el crimen organizado y la violencia, en general han disminuido poco en el contexto de la pandemia.