Hoy, que han pasado 225 días del año 2018 y faltan 125 para que termine, la Iglesia Católica celebra a San Antíoco de Lyon, San Benildo, San Casiano de Imola, Santa Gertrudis de Altenberg, San Hipólito de Roma, San Juan Berchmans, San Máximo el Confesor, San Ponciano, Santa Radegunda y San Vigberto.  

Santos mártires Ponciano papa e Hipólito, presbítero  

Al llegar Ponciano a la Cátedra de Pedro en el año 230, encontró a la Iglesia dividida por un cisma, cuyo autor era el sacerdote Hipólito, un maestro afamado por su conocimiento de la Escritura y por la profundidad de su pensamiento. Hipólito no estaba dispuesto a aceptar la elección del diácono Calixto como papa (217), a partir de ese momento empezó a dirigir una comunidad disidente, estimando que él representaba a la tradición, en tanto que Calixto y sus sucesores cedían peligrosamente a sus caprichos.  

El año 235 estalló la persecución de Maximiano. Constatando que los cristianos de Roma se apoyaban en los dos obispos, el emperador mandó que arrestaran a ambos, y les condenó a trabajos forzados.  

Para que la Iglesia no se viera privada de cabeza en circunstancias tan difíciles, Ponciano renunció a su cargo e Hipólito hizo lo mismo.  

Deportados a Cerdeña, se unieron en una misma confesión de fe y, no tardaron en encontrar la muerte. Después de la persecución, el papa Fabián (236-250), pudo llevar a Roma los cuerpos de ambos mártires. El 13 de agosto es precisamente el aniversario de esté traslado.