El Museo Amparo se complace en presentar la exposición Nacido en casa. Devenires y porvenires del oficio de la tapicería Alto Liso en Jalisco, 1968-2018, que será inaugurada el sábado 24 de noviembre a las 12:00 horas con una charla a cargo del curador de la exposición Jaime Ashida, acompañado por Yara Patiño e Iñaki Herranz, en el Auditorio Arq. Pedro Ramírez Vázquez.

Esta exposición aborda la historia del Taller Mexicano de Gobelinos y sus cincuenta años de manufactura de tapices con la técnica Alto Liso en Jalisco incluyendo microhistorias de diferentes artistas y sus obras textiles que dan testimonio de una ruta de hibridación entre el oficio, el arte y el diseño.

La técnica y manufactura de tapices de Alto Liso se origina en el continente europeo desde los años cuarenta, por el artista francés Jean Lurçat, quien revoluciona la técnica de una tradición ancestral: teje a partir de cartones numerados, utiliza una paleta de color reducida y el tejido que propone es de punto más ancho.

Los tapices con técnica Alto Liso tienen características particulares: pueden reproducir a gran escala imágenes complejas con una paleta de color infinita; esto se debe a que los tintes se preparan manualmente y las hebras de distintos tonos pueden combinarse a voluntad.

Además, sus materiales y monumentalidad les confieren cualidades líricas, acústicas y espaciales que inciden en la percepción del entorno y en el ámbito emocional.

Con esta técnica, Lurçat, que concebía sus tapices como poemas y se inspiraba, a su vez, en los grandes tapices medievales, le da una nueva vida a la tapicería y le abre la puerta a la modernidad haciendo de esta técnica una posibilidad más accesible para la expresión artística –acorde con las vanguardias de la época– con impacto en los costos y tiempos de producción de obra tanto monumental como portátil, con cualidades arquitectónicas, acústicas, ópticas y táctiles.

Los gobelinos toman su nombre de Jehan Gobelin, un tintorero de lana que tenía un taller en París y alcanzó gran fama durante el siglo XV gracias al tono de rojo que lograba, conocido como “Escarlata de los Gobelinos”.

Cuando la técnica de Alto Liso llega a nuestro país desarrolla sus propias modificaciones y crea un movimiento propio.

Con esta exposición, se invita al espectador a ser testigo de la evolución técnica de la manufactura de gobelinos en nuestro país, así como su papel social y su función como proceso económico e imaginativo como un nuevo medio de expresión para artistas contemporáneos.

La exposición permanecerá abierta al público en las Galerías 1 y 2 del Museo Amparo hasta el lunes 4 de marzo de 2019.