La actividad explosiva reciente que se ha presentado en el volcán Popocatépetl no representa un riesgo inminente para la población, sostuvo el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

El mandatario hizo la afirmación luego que una explosión registrada la noche de este lunes, cimbró a municipios de Puebla y Tlaxcala, y provocó la salida de material incandescente a 2.5 kilómetros hacia las laderas del cráter.

Cuestionado sobre el tema, sostuvo que los científicos a cargo del monitoreo permanente del volcán aseguran que el comportamiento de "Don Goyo" es normal y no provoca peligro para los habitantes de las comunidades cercanas.

"Los técnicos y los científicos llevan un seguimiento permanente. No hay riesgo mayor, eso es lo que nos están informando, es una actividad permanente de Don Goyo, sin mayor riesgo".

El martes, el Comité Científico Asesor del Sistema Nacional de Protección Civil (SINAPROC) ratificó el semáforo de alerta volcánica en Amarillo Fase 2 e insistió en respetar el radio de seguridad de 12 kilómetros a partir del cráter.

Esto, luego que durante las últimas semanas, el coloso presentara explosiones con fumarolas de hasta cinco kilómetros de altura y se evidenciara a un grupo de jóvenes que violó el radio de seguridad y llegó hasta el cráter.