A pesar de que no existe información certera sobre el delito de abuso sexual contra menores de edad, se estima que el 60 por ciento de los casos son cometidos en casa y los principales agresores son los familiares cercanos.

Además de registrar los casos, el diagnóstico sobre la situación del abuso sexual infantil realizado por Early Institute señala que siete de cada 10 víctimas son niñas y el resto varones.

Sobre este tema, el delegado del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tlaxcala, Gabriel Pérez Corona, indicó que un factor que refleja la frecuencia en la comisión de abuso sexual es el embarazo adolescente, en el que la entidad registra un nivel considerable al contar con pacientes de nueve y 10 años con un embarazo en desarrollo.

“Sabemos que un embarazo en adolescente no es conveniente, las mujeres están alcanzando su madurez para resistir un embarazo después de los 18 años. Que no sea la costumbre embazarse, como hoy nosotros estamos teniendo a los 10 y 9 años niñas con embarazo, en la mayoría por casos de abuso sexual”, declaró.

El delegado del IMSS, refirió que el primer círculo de abuso está en el hogar, toda vez que es en el núcleo familiar se registra el 60 por ciento de los abusos y generalmente son abuelos, tíos, primos, papás, y otros familiares cercanos.

“La mayoría de las veces son los que tienen más de 40 años los que suelen abusar de los menores de edad, por eso hay que cuidar la educación sexual al punto de advertir y tener más comunicación de manera verbal directa decirle a las niñas y los niños que no permitan ser tocados, vistos desnudos, que no permitan que les toquen las partes genitales”, dijo.  Además, recomendó utilizar las palabras adecuadas y un lenguaje correcto para llamar a los aparatos reproductivos de las niñas y niños, y no sustituirlos por sobrenombres. 

Además, sentenció que las mamás y los papás deben tener una mejor comunicación con sus hijos y confianza, que incluye creer en lo que los niños y niñas dicen.

En ese sentido, subrayó que “jamás un hijo no te va a mentir, un niño no tiene que por qué inventar algo que desconoce, hay que creerles”.

En el informe de Early Institute  no se percibe al abuso sexual infantil solamente violación, pues 73 por ciento cree que también se refiere a tocar los genitales de un menor, 66 por ciento masturbarse frente a un niño, 51 por ciento desnudarse frente a ellos, y 66 por ciento ver pornografía que incluya a infantes.