Luis Miguel Barbosa Huerta será el próximo gobernador de Puebla ¿Por qué? Porque obtuvo 44.5% de los votos. Simple. Sin embargo, hay datos en esta elección dignos de resaltarse.

1.- Para empezar, Barbosa Huerta obtuvo la segunda votación nominal más baja para el ganador de una elección de gobernador desde 1992, cuando Manuel Bartlett Díaz consiguió 526 mil 286 sufragios.

Desde entonces hasta los comicios del pasado 2 de junio, todos los abanderados que consiguieron la victoria, obtuvieron más votos que los 677 mil 405 que acumuló el exsenador:

Melquiades Morales Flores: 760 mil 939 (54.07%) M

Marín Torres: 886 mil 535 (49.6%)

Rafael Moreno Valle: un millón 111 mil 318 (50.4%)

José Antonio Gali Fayad: 805 mil 899 (45.3%)

Y Martha Erika Alonso Hidalgo: un millón 153 mil 79 (38.1%)

2.- Asimismo, el triunfo de Barbosa se dió en medio de un abstencionismo de casi 67 por ciento, el más alto también desde 1992, cuando sólo salieron a ejercer su derecho a votar 39.5% del listado nominal, que para entonces sumaban menos de 1.9 millones de votantes.

Vale la pena resaltar que los distritos 5 de San Martín Texmelucan y 7 de Tepeaca tuvieron la participación ciudadana más baja, con 25 por ciento; es decir, en esas demarcaciones salieron a votar uno de cada cuatro poblanos.

En contraste, los distritos con más votación fueron 2 de Zacatlán y 12 de Puebla, donde salió a emitir su sufragio 42 por ciento de las personas inscritas en el listado nominal.

3.- Cabe destacar que el abanderado de Juntos Haremos Historia perdió en cinco distritos: cuatro de la capital y el de Cholula.

En el municipio poblano sumó 161 mil 856 votos, contra 228 mil 967 de Enrique Cárdenas Sánchez, candidato común de PAN, PRD y Movimiento Ciudadano.

 En tanto en el distrito de Cholula, compuesto por los municipios de Coronango, Cuautlancingo, Juan C. Bonilla, San Miguel Xoxtla, San Andrés Cholula, San Gregorio Atzompa, San Jerónimo Tecuanipan, San Pedro Cholula, Santa Isabel Cholula, Domingo Arenas y Tlaltenango, también quedó en segundo lugar, al sólo acumular 33 mil 785 votas, contra 65 mil 322 del exrector de la Universidad de las Américas-Puebla (Udlap).

4.- Resulta también oportuno anotar que los triunfos de Cárdenas en la capital y Cholula, contrastaron con los resultados obtenidos en los distritos 2 de Zacatlán, 3 de Teziutlán, 8 de Ciudad Serdán y 14 de Acatlán, donde quedo en tercer lugar.

5.- Otro dato que llama la atención es que si los siete partidos participantes en la contienda hubieran postulado a su candidato por separado, entonces el triunfo habría sido para el del PAN, pues a nivel estatal consiguió 413 mil 705 sufragios, seguido de:

Morena: 388 mil 367 PRI: 280 mil 193

PT: 162 mil 158 PVEM: 126 mil 880

Movimiento Ciudadano: 49 mil 60

Y PRD: 43 mil 900

La lectura de estas anotaciones, sin duda, exhiben la apatía imperante entre los poblanos respecto a los procesos electorales; el desgaste que causaron los comicios de 2018, que concluyeron con la resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación; como también que el PAN recupera la preferencia electoral en la capital y en parte de la zona conurbada, lo que podría ser consecuencia del desgaste de los ayuntamientos morenitas, los cuales consiguieron sus triunfos electorales por la ola de Andrés Manuel López Obrador.

¿Qué pasará en 2021, cuando se lleven a cabo las elecciones intermedias?

Los datos proyectan cielo azul. Mantener el tono morena requerirá de trabajo y resultados.

Y recuerde: Nadie es completamente bueno, ni completamente malo